Murcia: 968 233 953 | Cartagena: 968 233 953 consultas@santonjatrauma.es

1. PRGF (PLASMA RICO EN FACTORES DE CRECIMIENTO)

El Plasma Rico en Factores de Cecimiento (PRGF), es una técnica de tratamiento que estamos realizando desde hace dos años, realizada por los Drs. F. Santonja Medina y A. Pastor Clemente. La aplicamos en la consulta para tratamiento ambulatorio de:

  • CONDROPATÍAS FÉMORO-PATELARES, TIBIO-FEMORALES, TIBIO-ASTRAGALINAS.
  • ARTROSIS DE RODILLA, TOBILLO y CARPO. TENDINOPATÍAS DEL AQUILES, ROTULIANO (rodilla del saltador), SUPRAESPINOSO, PORCIÓN LARGA DEL BÍCEPS y otras localizaciones. EPICONDILITIS Y FASCITIS PLANTAR. ROZAMIENTO SUBACROMIAL (conflicto o “impingment” subacrmial).
  • SÍNDROME DEL PIRAMIDAL.

Los aplicamos con control de escopia para:

  • INFILTRACIÓN ARTICULAR DE LA CADERA.
  • INFILTRACIONES EN LA COLUMNA VERTEBRAL.

1

Archivos Relacionados

PRGF PERIODICOS Y REVISTAS NACIONALES PRGF

2. ¿Qué son los factores de crecimiento?

Son proteínas que desarrollan funciones esenciales en los procesos de reparación y regeneración de los tejidos. Se encuentran en muchas células y partes del organismo (macrófagos, células endoteliales, monolitos, fibroblastos, matriz ósea, plaquetas).

Estas proteínas intervienen en la relación entre células y transmiten la información al interaccionar con los receptores celulares que están en la membrana celular.

Son los encargados de desencadenar efectos biológicos como la migración celular, la proliferación y la diferenciación celular; procesos fundamentales para la reparación y regeneración de los tejidos.

Estos factores de crecimiento se encuentran en el interior de las plaquetas. Estos factores son:

  • PDGF (Plateled Derived Growth Factor) Se encuentra en los gránulos alfa de las plaquetas y en otras células. Favorece la angiogénesis, favorece pasos intermedios en la formación del tejido óseo. Aumenta la tasa de proliferación de células stem.
  • TGF-β (Transforming Growth Factor β). Se encuentra en grandes cantidades en las plaquetas. Aumenta la síntesis de proteínas derivadas del colágeno tipo I y V; también aumenta la mineralización de la matriz ósea e inhibe la formación de los osteoclastos (disminuye la reabsorción ósea).
  • FGF (Factor de crecimiento fibroblástico). Se encarga de controlar la proliferación, diferenciación y otras funciones celulares derivadas del mesodermo y neuroectodermo; el TGF-β es capaz de inhibir o potenciar su efecto dependiendo del tipo celular sobre el que actúa. Produce la estimulación de la angiogénesis por un mecanismo directo así como la estimulación y coordinación de la mitosis de múltiples tipos celulares durante el crecimiento animal, mantenimiento y reparación tisular.
  • VEGF (Factor de crecimiento vascular endotelial). Efecto angiogénico, que es vital para la formación de vasos sanguíneos y con ello de nutrientes al tejido en regeneración.
  • EGF (Factor de crecimiento epidérmico).
  • IGF (Factor de crecimiento insulínico. Tipo I)  Aumenta la formación de hueso induciendo la proliferación celular, la diferenciación y la biosíntesis de colágeno tipo I.

Las plaquetas son elementos celulares pequeños que no poseen núcleos. Las plaquetas circulan en sangre periférica por espacio de 8-10 días y, además de su función de hemostasia, contienen varios de estos factores de crecimiento que han sido sintetizados por el megacariocito, recogiendo además durante su recorrido sanguíneo proteínas plasmáticas que almacenan en su interior. Estos factores de crecimiento son liberados en las zonas donde hay daño tisular, al romperse las plaquetas y salir su contenido al exterior.

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP), es un término acuñado para describir un plasma que contiene por encima de 300-350.000 plaquetas/μL). Se ha comprobado que para que se produzca la máxima eficacia terapéutica tiene que haber una concentración plaquetaria mayor de un millón por microlitro, por lo que los métodos de obtención de PRP deben asegurar al menos esa concentración. Son varias las técnicas utilizadas para la obtención de este plasma rico en plaquetas (PRP).

En España se comercializan 4 sistemas. Sistema AGF (MBA); sistema PCCS y GPS (3-I); GPS (Biomet) y PRGF System (BTI). Todos los sistemas son válidos para la obtención de PRP. Todos utilizan sangre del propio paciente pero la forma en la que se obtiene es diferente entre ellos.

PGRF SYSTEM. Este sistema se ha desarrollado basado en las investigaciones del Dr. Eduardo Anitua siendo comercializado por BTI System.
Es un sistema que permite la obtención de un plasma rico en factores de crecimiento a partir de un volumen pequeño de sangre (desde 5cc hasta la cantidad necesaria dependiendo del tamaño de la lesión a tratar).
Se puede preparar en el entorno de una consulta de forma sencilla y es fácilmente reproducible. El tiempo entre la extracción y la aplicación del PRGF solo precisa de 15-20 min.
El sistema PRGF es la única técnica descrita y patentada que no requiere el uso de trombina bovina o cualquier otro hemoderivado.
Es la única técnica que permite la obtención de un concentrado plaquetario exclusivamente. La exclusión de los leucocitos, evita la presencia de la interleukinas proinflamatorias.
Solo se usa la sangre del paciente (AUTÓLOGO) sin manipulación ni adición de ningún otro producto.
Durante todo el proceso se trabaja en condiciones de estricta asepsia (esterilidad). Se precisa que los médicos que lo realicen tengan la experiencia necesaria para su correcto procesamiento.

3. Descripción del proceso PGRF SYSTEM

Se realiza una punción venosa en una vena periférica, se toman todas las medidas de asepsia necesarias en el lugar de la extracción obteniéndose un volumen de sangre entre 20 y 60 cc.

Esta sangre es recogida en tubos con interior estéril utilizando el citrato sódico como anticoagulante. De forma inmediata estos tubos son centrifugados en una sola etapa siguiendo la técnica de centrifugación PRGF.

Tras la centrifugación se obtiene la separación de los diferentes contenidos de la sangre (Figura 1), se consigue concentrar las plaquetas en la zona inmediatamente superior a la serie roja. Además se consigue que los leucocitos se sedimenten en una capa inmediatamente por encima de los hematíes; esto permite recoger el PRGF sin ninguna contaminación de leucocitos.

La fracción plasmática la podemos dividir en tres fracciones (Figura 2): el volumen de estas fracciones puede variar en función del hematocrito de cada paciente. La Fracción 1 (F1) contiene un número de plaquetas similar a la sangre periférica y se utiliza cuando es necesario para la preparación de un soporte de fibrina. La segunda fracción (F2) contiene un número mayor de plaquetas; la tercera fracción (F3) es la que contiene el plasma rico en factores de crecimiento en las proporciones óptimas para su uso terapéutico.

La extracción de de estas fracciones se realiza con el uso de pipetas y boquillas  estériles. Todo el proceso se realiza en estrictas condiciones de esterilidad.
Una vez obtenidas las diferentes fracciones, estás son recogidas en recipientes estériles y ya se puede aplicar en la zona deseada.

La activación de este plasma la vamos a realizar con cloruro cálcico. En función de la zona a aplicar se aplica de forma líquida, lo que se utiliza en las infiltraciones intraarticulares, o en la aplicación directa sobre tendones y del músculo, con lo que la coagulación ocurrirá directamente en la zona de aplicación.
Para las heridas, se deja transcurrir un tiempo con lo que obtendremos un coagulo rico en factores de crecimiento que es maleable y fácilmente aplicable en una zona concreta.
Cuando la superficie a tratar es extensa podemos utilizar la fracción 3 (F3) rica en fibrina para que sirva de barrera.

 

4. Utilización Clínica

La utilización clínica de los concentrados de plaquetas en los últimos años está suponiendo un avance en el tratamiento de muchas enfermedades. Se utiliza en cirugía máxilo-facial, implantología, cirugía ortopédica y traumatología, cirugía cardiaca así como en el tratamiento de problemas dermatológicos (úlceras cutáneas, defectos cutáneos) y en cirugía plástica.
Actualmente se están realizando numerosos estudios tanto en animales como en humanos para ahondar en el conocimiento y validar los diferentes usos terapéuticos.

Usos más frecuentes en nuestro medio:

  • ENFERMEDADES ARTICULARES DEGENERATIVAS (ARTROSIS). La aplicación de plasma rico en factores de crecimiento es un nuevo enfoque terapéutico mínimamente invasivo para enfermedades articulares como la artrosis. Estudios realizados por diferentes investigadores han demostrado su efectividad en las distintas fases de la enfermedad; así en pacientes con artrosis avanzada permite mejorar su sintomatología y retrasar la colocación de una artroplastia (prótesis). En pacientes con menor afectación articular se están obteniendo resultados alentadores (Mikel Sánchez), debido al efecto condro-protector y restaurador del equilibrio fisiológico que aporta esta nueva terapia. Las investigaciones previas y las que actualmente se están realizando, orientan en el sentido de retrasar el avance de la enfermedad.

Si se valoran los síntomas que producen estas enfermedades como el dolor la rigidez y la capacidad funcional, utilizando escalas específicas validadas internacionalmente, se observa que el 61% de los pacientes experimentan una disminución significativa del dolor y una recuperación mensurable de su capacidad de movimiento; del mismo modo se ha comprobado que la rigidez articular disminuye en el 41% de los pacientes tratados.
La eficacia clínica del PGRF en la articulación es atribuida a varios efectos:

  • Efecto anabólico en el metabolismo del cartílago.
  • Bloqueo en la degradación del mismo.
  • Restitución del ambiente fisiológico en la articulación inhibiendo la inflamación y disminuyendo el dolor.

En los casos en los que se aprecia líquido sinovial inflamatorio, al realizar la artrocentesis (evacuación del exceso de líquido) e introducir el plasma (PRGF) este actúa sobre la membrana sinovial y los sinoviocitos estimulando la producción de ácido hialurónico y otras moléculas bio-activas. El resultado de estos cambios es la mejoría en la calidad del líquido sinovial, disminución de la inflamación y del dolor.
Mikel Sánchez tras tratar a más de 500 pacientes con esta patología, encuentra una mejoría clínica global en el 65% de los pacientes a los dos meses de iniciarse el tratamiento; esto se traduce en una notable mejora de la función articular y por ende un mejor estándar de calidad de vida.

  • PATOLOGÍA TENDINOSA: Las lesiones tendinosas son donde existen más evidencias sobre el uso beneficioso del PRGF. Se ha comprobado que el PRGF induce la proliferación de los tenocitos y la síntesis de un potente factor angiogénico y un potente factor anti-fibrótico. En las lesiones tendinosas puede acelerar las fases catabólicas delimitando la zona lesionada y promover la angiogenesis y formación de células fibro-vasculares. En las roturas agudas del tendón de Aquiles  Sánchez M y colaboradores ha demostrado en un grupo de atletas que la aplicación de PRGF durante el acto quirúrgico de la reparación en la zona de la sutura y zonas adyacentes, procura una más rápida ganancia del rango de movimiento del tobillo, un menor número de complicaciones post-quirúrgicas y una más rápida vuelta a la carrera. En lesiones tendinosas crónicas de más de 6 semanas de evolución (tendón de Aquiles, epicondilitis, tendón rotuliano y tendón supraespinoso) Gandia  logra un 92% de buenos resultados (de ellos un 70% excelente) y solo en el 8% los da como malos al no apreciar mejoría. Los aplica intra-tendinosamente bajo control ecográfico en la zona lesionada con una periodicidad cada tres semanas y con aplicación de programa de rehabilitación específico.
  • PATOLOGÍA MUSCULAR: Es donde existe una mayor controversia para  la aplicación de PRGF. Hay defensores del uso de los PRGF en estas lesiones como Anitua, Mikel Sánchez, Juan Azofra, Isabel Andía, Ramón Cugat. Otros por el contrario no creen en su uso. Los estudios realizados aprecian una disminución del tiempo en la curación así como una vuelta más rápida a la actividad habitual. La aplicación se realiza previa localización de la lesión muscular con ecografía y eliminación del hematoma y su aplicación de PRGF en la zona lesionada.
  • CIRUGÍA ARTROSCÓPICA: Se ha utilizado en el tratamiento de lesiones del cartílago articular, donde ayuda para que pueda adherirse mejor a la zona, favoreciendo la regeneración de los tejidos y una más rápida recuperación de las lesiones.  En la reconstrucción del ligamento cruzado anterior se ha visto que en los pacientes en los que se ha utilizado PRGF los complicaciones post-quirúrgicas son menores, la remodelación biológica e incorporación del injerto del tendón en el interior del túnel así como la consolidación radiográfica de los túneles óseos fue mejor y el número de rodillas estables fue mayor.
  • CIRUGÍA ORTOPÉDICA. En la falta de unión en una fractura cuando el proceso biológico normal de la cicatrización deja de actuar. En cirugía protésica el PRGF mejora la integración de los componentes protésicos en el hueso trabecular, permitiendo su rápida y adecuada osteo-integración y consecuentemente mejorando su estabilidad.
  • NECROSIS DE LA PIEL POSTQUIRURGICAS. ULCERAS CUTANEAS CRÓNICAS. Se ha visto que tras un cuidadoso desbridamiento y eliminación de la infección, la aplicación de PRGF en forma de gel cubriendo la herida y la infiltración de los bordes con PRGF ayuda a la cicatrización, acelerando el proceso y obteniendo éxitos que sin este tratamiento serian muy dudosos.

 

 

Bibliografía

  • Anitua E, Sánchez M, Nurden AT, Zalduendo M, de la Fuente M, Orive G, Azofra J, Andia I. Autologus fibrin matrices: A potencial source of biological mediators that moulate tendon cell activities. J Biomed Mater Res A 2006; 77:285-293.
  • Sánchez M, Anitua E, Azofra J, Andia I, Padilla S, Mujika I. Comparison of Surgicall Repaired Achilles Tendon Tears using plateled-Rich fibrin marices. Am J Sports Med. 2007; 35: 245-251.
  • de Mos M, van Der Wi, Jahr H, van Schie H, Weinans H, Verharar J, van Os G. Can platelet-rich plasma enhance tendon repair?. A cen culture study. Am J Sports Med. 2008; 36: 1171-1178.
  • Gandia J. Aplicación de factores plasmáticos en tendinosis. Comunicación en Congreso Nacional de Femede 2007.
  • Anitua E, Sánchez M, Nurden AT, Nurden P, Orive G, Andia I. New insights into an novel applications for platelet-rich fibrin therapies. Trends Biotechnol 2006;5:227-234.
  • Anitua E, Sánchez M, Nurden AT, Zalduendo M, de la Fuente M, Azofra J, AndiaI. Reciprocal actions of platelet-secreted TGF- β1 on the production of VEGF and HGF by human tendon cells. Plastic Reconstruct Surg 2007;119:959-959.
  • Sánchez M, Azofra J, Anitua E, Andia I, Padilla S, Santiesteban J, Mujika I. Plasma rich in growth factors to treta an articular cartilage avulsión; a case report. Med Sci Sports Exer 2003; 35(10):1648-1652.
  • Sánchez M, Azofra J, Aizpurúa B, Elorriaga R, Anitua E, Andia I. Aplicación de plasma antólogo rico en factores de crecimiento en cirugía artroscópica. Cuadernos de Artroscopia 2003; 19(1):12-20.
  • Mishra A, Pavelko T. Treatment of chronic elbow tendinosis with buffered platelet-rich plasma. Am J Sports Med. 2006; 34:1774-1778.