Murcia: 968 233 953 | Cartagena: 968 233 953 consultas@santonjatrauma.es
CIRUGÍA PERCUTÁNEA DEL ANTEPIÉ

La cirugía percutánea del antepié mediante “CIRUGÍA MÍNIMAMENTE INVASIVA” o técnica MIS, consiste en la realización de parecidos procedimientos quirúrgicos sobre los huesos, tendones y la cápsula, pero a través de pequeñas incisiones (portales de aproximadamente de 3 mm). Gracias a un instrumental especial permite la corrección de muchas deformidades. Es conocida popularmente como “Cirugía con LÁSER”. El Hallux valgus (juanete), habitualmente precisa de un “limado” con broca de la exostosis (prominencia que existe en la cara interna del primer dedo), a continuación se corta la cápsula entre el primer meta y la falange (metatarso-falángica) o capsulotomía externa y el tendón del aductor del primer dedo (tenotomía).

 Preparación del pie en quirófano.

Preparación del pie en quirófano.

Posteriormente hay que cortar la base de la falange (osteotomía) para corregir la deformidad del dedo y no siempre hay que realizar la osteotomía del cuello del primer metatarsiano. Estas osteotomías buscamos que sean “autoestables”, con lo que se evita que tengamos que utilizar material de osteosíntesis (como tornillos, placas o agujas). Esta técnica NO necesita de isquemia (no hay que exprimir la sangre del pie ni de la pierna como se hace en la cirugía convencional). La anestesia suele ser REGIONAL (habitualmente sólo se infiltra en el tobillo) o LOCAL, evitándose la raquianestesia (no se pincha en la espalda).

 Hallux Valgus de grado moderado. Las líneas gruesas indican el nivel de las osteotomías en falange y meta. En punteado, la exéresis del burnio.

Hallux Valgus de grado moderado. Las líneas gruesas indican el nivel de las osteotomías en falange y meta. En punteado, la exéresis del burnio.

 Realización de una cirugía percutánea del pie.

Realización de una cirugía percutánea del pie.

 Instrumental para la cirugía percutánea del pie.

Instrumental para la cirugía percutánea del pie.

Se coloca un vendaje especial que es el que mantiene la reducción de las correcciones que hemos obtenido en quirófano. Este vendaje NO DEBE SER CAMBIADO POR NADIE QUE NO CONOZCA ESTA TÉCNICA, porque puede perderse la reducción y tener que volver a operar. Estas inmovilizaciones solemos cambiarla cada 7 días al principio y después cada 10-15 días, hasta que han consolidado las osteotomías. Precisa el uso de un ZAPATO CON SUELA RÍGIDA que ha de llevarse hasta la consolidación de las osteotomías.

La deambulación puede realizarse desde el PRIMER DÍA, debiendo ser restringida. Cada vez podrá ir andando más. Es habitual que los pacientes refieran que apenas han notado dolor y que NO suelen tomar analgésicos para el dolor (esta es otra gran diferencia con las técnicas “abiertas”). Es conveniente poner con frecuencia el pie en alto, sobre todo los primeros días. Cuando exista una insuficiencia vascular de esa pierna, es muy habitual que precise una media de compresión y baños de contraste, tras retirar la inmovilización.

pie000

La ventaja de esta cirugía, es que las cicatrices son muy pequeñas resultando muy estética (Figura 2), reduciéndose los problemas de la cicatrización y el dolor es poco o inexistente (suelen quejarse de dolor leve a partir de la 2ª-3ª semana al andar más. La recuperación de la movilidad es lenta en personas mayores aunque no suele dificultar la marcha. Lo edemas son muy frecuentes a pesar de la mínima incisión. Posiblemente la agresión quirúrgica, el proceso de consolidación y la inmovilización, sean los responsables de estos edemas que suelen tardar en ceder. En resumen, suele ser una intervención aparente sencilla con muy pocas complicaciones (las típicas de la cirugía como la infección, tromboflebitis, los frecuentes edemas, las lesiones distales de los nervios (su trayecto discurre muy próximo a las zonas donde hay que operar). Posiblemente, la complicación más frecuente sea la recidiva.

 Vendaje corrector del primer dedo (1 mes).

Vendaje corrector del primer dedo (1 mes).

ARCHIVOS RELACIONADOS:

Poster